Windows 8 llegó al mercado en octubre de 2012, y supuso una ruptura en la comunidad por dos factores: su enfoque al mundo de la tablet y su diseño minimalista (modern UI) que inició una etapa de interfaces dominados por el uso de tiles. Más allá de valoraciones personales, se trató de una versión de Windows con calidad, y su última versión estable ─la 8.1─ supone un refuerzo a esta afirmación. Además, es en esta versión cuando se inaugura el concepto de aplicación nativa de Windows 8; se trata de software desarrollado para ejecutarse nativamente en esta versión del conocido sistema operativo, utilizando unas guías de diseño concretas y llevándose muchas críticas por el camino. Actualmente han evolucionado hacia las UWP (Universal Windows Platform), una apuesta de desarrollo de software original que pretende que el desarrollo se realice una vez y se pueda exportar a múltiples plataformas (Windows 10, Xbox One, smartphones u otros).

Al principio, las aplicaciones a disposición de los usuarios (distribuidas a través de la Tienda de Windows) eran escasas y de poca calidad, aunque es interesante remarcar que ya desde un inicio apostaron por los juegos; la mayoría de ellos desarrollados por la propia Microsoft y orientados a un público muy ocasional. Sin embargo, me resulta grato recordar Wordament (realmente adictivo) o Microsoft Minesweeper (revisión del mítico buscaminas de Windows 95). También se sumaron a la aventura algunas propuestas más interesantes como Halo Spartan Strike y Spartan Assault, o revisiones de clásicos como GTA: San Andreas. Por desgracia, se notaba el enfoque “tablet” que impregnaba la plataforma, y los títulos no ofrecían ningún aliciente para el usuario de PC. Los juegos no eran exclusivos, y se publicaron en otras plataformas de distribución digital (los citados Halo se encuentran en Steam). Es cierto que en 2012 se esperaba un gran auge del mercado de las tablet, y se auguraba su futuro como relevo del ordenador personal, sobre todo en equipos portátiles. No obstante, la realidad ha sido bien distinta, y la iniciativa de juegos para la tienda de Windows se vio resentida. A estos motivos habría que añadirle el escasísimo catálogo y la dudosa calidad del resto de juegos, donde encontramos principalmente versiones de juegos Android muy básicos, para entender el fracaso de la propuesta.

Juegos publicados por Microsoft
Juegos publicados por Microsoft

Llegados a este punto, alguien en Microsoft se debió plantear revertir la situación, y tras múltiples rumores (no demasiado alentadores), Windows 10 llega al mercado en julio de 2015. Una vez superada la tendencia masiva de las tabletas, el nuevo Windows vuelve a estar centrado en el usuario PC. Por supuesto se sigue manteniendo el soporte a dichos dispositivos, y además se añade el smarthphone al ecosistema, pero muchos indicios nos sugieren que los juegos cobrarán un papel fundamental en la plataforma. Para empezar ─y por primera vez en Windows─ se incluye una aplicación nativa de Xbox. Microsoft la publicitó como un enlace entre la consola Xbox One y un dispositivo con Windows 10, y si bien es cierto que ese propósito ha gozado de continuidad, otro ha surgido para asombro de propios y extraños: los juegos. Estamos en unos años en los que Steam, Origin, GOG y otras plataformas de distribución digital se llevan toda la gloria (y de paso las ventas, claro), así que plantean una plataforma de juegos propia que pueda competir con dignidad. Y para eso se necesita principalmente un elemento: JUEGOS de calidad.

Sin embargo, parece que tampoco sirve con simplemente tener los mejores juegos. Todos recordamos la desastrosa experiencia de Games for Windows Live, estrenada con Halo 2 para Windows Vista. La plataforma se hundió por su propio peso, y aún y así contó con lanzamientos de mucha importancia: Gears of Wars, Grand Theft Auto IV, Dark Souls, Dirt 3 o Street Fighter IV entre otros. Hay que reconocer que no todo era malo; por primera vez se integraban en juegos de Windows los logros, el gamertag y la lista de amigos, pero la experiencia de usuario era mala y la competencia en PC abrumadora. Finalmente los usuarios le dieron la espalda, y Steam acabó de rematarla.

Diseño de Games for Windows live estrenado junto a Halo 2
Diseño de Games for Windows live estrenado junto a Halo 2

Microsoft parece haber aprendido de estas experiencias, y pretende por fin unir a su comunidad en vez de dividirla. Xbox para PC es una plataforma complementaria a su consola de sobremesa, y eso se nota. Independientemente del dispositivo que utilicemos para jugar (Xbox One o Xbox en PC) tenemos una misma lista de amigos y logros, juego online cruzado (de momento solo en Killer Instinct) y chat de voz. Todo esto se gestiona desde la aplicación Xbox (preinstalada en todos los Windows 10) y se integra a la perfección en el propio sistema operativo. Un ejemplo: al jugar y desbloquear un logro, recibimos una notificación emergente mediante un tile nativo de Windows 10, y este se conserva en el centro de notificaciones para que podamos consultarlo o descartarlo en el futuro. Lo mismo podemos decir con las invitaciones a partidas online, ni siquiera necesitamos tener el juego en ejecución, recibiremos la notificación y desde esta podremos acceder a la partida. Realmente cómodo y con un feeling a consola constante. Por desgracia no todo es perfecto, ni mucho menos, de echo existen numerosas quejas por parte de la comunidad, pero la tendencia es clara y se agradecen las intenciones.

Aplicación Xbox para PC
Aplicación Xbox para PC

Uno de los aspectos negativos en cuanto a experiencia de usuario es la propia tienda. No por su diseño o funcionalidad, sino por su contenido. Podemos encontrar tres tipos de juegos en ella (evidentemente no veremos tal separación al realizar una búsqueda): juegos heredados de Windows 8 sin ningún tipo de integración en Windows 10, juegos destinados a un público casual (enfocado especialmente a tablet y smartphone) y, finalmente, juegos pensados por y para Xbox. Aquí quiero hacer un inciso para comentar que, desgraciadamente, inundan la tienda demasiadas publicaciones free to play (F2P) de dudosísima calidad. No es algo exclusivo de esta plataforma, lo vemos en la Play Store de Google, por ejemplo; pero llama la atención por su altísima proporción, y creo que seleccionar con más cuidado la calidad de las publicaciones resultaría clave para mejorar. Como usuario, simplemente os recomiendo ignorar este tipo de contenido.

Como decíamos, el grupo de juegos pensados para Xbox en Windows 10 es el único interesante y en el que la división de juegos de la compañía debería centrar sus esfuerzos. Encontramos tanto títulos independientes de gran calidad como superproducciones, aunque hay que reconocer que actualmente su número es escasísimo. Estos títulos integran los servicios de Xbox, así como soporte para los mandos de Xbox 360 y Xbox One. Los podemos distinguir del resto por su caratula (suelen incluir el logotipo de Xbox) y su descripción en la ficha que nos listara las características concretas de dicho servicio.

Ficha de Shadow Complex Remastered, podemos observar integración con Xbox
Ficha de Shadow Complex Remastered, podemos observar integración con Xbox

Los juegos más interesantes lanzados hasta al momento son: Gears of Wars Ultimate Edition, Quantum Break, Shadow Complex Remastered, The Rise of the Tomb Raider, Ori and the Blind Forest: Definitive Edition, Killer Instinc y Forza 6 Apex. Este último es un F2P basado en la última versión de Forza para Xbox One. Me gustaría destacar Killer Instinc por contar con una versión realmente excelente y la posibilidad de jugar contra jugadores de consola sin ningún tipo de desventaja. Es un ejemplo a seguir para el resto de publicaciones de la plataforma. Es de esperar que sigan llegando conversiones de juegos lanzados en la consola actual de Microsoft en un futuro, tanto por su parte como por la de otras desarrolladoras. El que esto suscribe espera con gran expectativa el lanzamiento de más títulos y concretamente exclusividades, tal vez menos conocidas, como Sunset Overdrive. A nivel personal me resultaría realmente curioso disfrutar de la saga Halo en PC prácticamente una década después de su última visita.

Y hablando de curiosidades, la llegada de los juegos exclusivos para Windows 10 tampoco está exenta de estas. Una de ellas la encontramos en Rise of the Tomb Raider. Este también se encuentra disponible en Steam, pero solo la versión de Xbox para PC cuenta con soporte completo para el mando de Xbox One. En ambas versiones lo podemos jugar sin problemas con dicho mando, pero solo la primera soporta vibración de los gatillos… algo sorprendente. Parece ser que solo los juegos publicados en la Tienda de Windows pueden acceder a esta característica del mando. Otra curiosidad es la posibilidad de descargar los juegos adquiridos en hasta diez dispositivos distintos, lo cual ha propiciado la creación de comunidades en internet dispuestas a compartir sus juegos para abaratar costes. Por su parte, la ausencia de ofertas y promociones en artículos y contenidos descargables ─que sí están rebajados en el bazar de Xbox One─ también llama la atención. Sin duda, un apartado muy mejorable y esperemos que se deba únicamente al poco recorrido de la plataforma en la actualidad.

En definitiva, Microsoft pretende implantar el ecosistema Windows y llegar a todos los dispositivos que pueda, y al mismo tiempo integrar en él los juegos de la mano de Xbox. Planea esta maniobra al margen de equipos, consolas, smartphones o tablets; el relevo lo toma la plataforma de juegos como marca, y no el hardware, y se postulan así como una opción más a tener en cuenta a las ya existentes en la actualidad. Eso sí, siempre que se apueste por la calidad de sus juegos. En mi opinión no dudo de ello, y les considero bien capaces (quien no recuerda el impresionante catálogo de exclusivos de la primera Xbox), aunque necesitan arriesgar más y ser conscientes que el éxito y consolidación de la plataforma vendrá con el traspaso de la mayoría de títulos exclusivos de Xbox One a Xbox PC. Esto puede frustrar a muchos compradores de la consola, sobre todo a los que apostaron por ella en sus primeros compases, y es entendible. Pero hay que dar el paso; es el momento de preocuparnos más por lo juegos y su calidad, y no tanto por las guerras de consolas. Eso lo dejaremos para el romanticismo que nos despierta la edad dorada del hardware japonés.

4 COMENTARIOS

  1. Muy buen reportaje, me ha encantado y estoy muy de acuerdo con todo. Espero que esta vez Microsoft lo haga bien y obtenga los merecidos resultados.

  2. Gracias por los comentarios! Esperemos que MS tome note y mejore esos puntos negros en el futuro, y por supuesto que sigan llegando más exclusividades al mundo del pc!

  3. A mi lo que me escama son jugadas como las del Tomb Raider, haciendo valer la plataforma “capando” artificialmente las capacidades para cuando el juego esté en otras plataformas. Lo que tendrían que hacer es diferenciarse en aquellas cosas donde Steam pueda cojear, como el poder revender o prestar las claves de los juegos con facilidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here