No Man's SkyHace unos años descubrí una gran aplicación para PC, Space Engine. Básicamente se trata de un generador procedural que simula el universo con sus galaxias, sistemas estelares, agujeros negros… Aquello me sorprendió muchísimo no solo por el hecho de que me interesa mucho la astronomía, sino porque la idea en sí tenía mucho potencial como videojuego. De hecho, en una de las actualizaciones se podían simular viajes con naves espaciales. Es entonces cuando No Man’s Sky, de Hello Games, nos ofrece todo eso y más en una experiencia donde por fin podemos explorar un vasto y enorme universo, fortaleciéndonos en el viaje y desentrañando misterios dentro de la galaxia y sus sistemas estelares. Todo esto gracias al motor procedural que va generando contenido en forma de diferentes planetas, fauna, disposición de elementos, etc… Pero no podemos emocionarnos enseguida, porque No Man’s Sky no es precisamente un paseo, y vamos a tener que enfrentarnos a peligros constantes.

No Man's Sky

Por ejemplo, nada más empezar la aventura estamos atrapados en un planeta desconocido. Nuestra nave no funciona bien y hay que arreglarla, pero para ello hay que recolectar recursos específicos en pos de poder reconstruir el motor de vuelo y el de aterrizaje. Disponemos de una herramienta/arma para minar, nos colocamos delante de una roca y sacamos hierro; nos ponemos delante de un cristal rojo y sacaremos plutonio. Los recursos abundan, pero hay otros materiales como el heridio que son más limitados. Y hay que buscar dicho recurso para arreglar la nave. Afortunadamente, cerca de alguna estructura natural (en mi caso una montaña a lo lejos) es susceptible de que haya una columna de heridio de la cuál podremos sacar el preciado recurso. ¿Y una vez que arreglamos la nave, qué podemos hacer? Pues básicamente lo que queramos. El objetivo del juego es llegar al centro de la galaxia, pero podemos optar por seguir la ruta del Atlas o gozar de libertad absoluta. En cualquier caso, nos va a tocar explorar planetas sí o sí. Y al principio, dada las capacidades de la nave que tenemos al empezar, estamos limitados a los planetas cercanos.

No Man's Sky

En No Man’s Sky hay mundos de todo tipo. Yo empecé en un planeta sabana con muchas montañas; pero nos podemos encontrar con planetas tóxicos, radioactivos, con altas temperaturas, congelados… Si continuamos con la exploración, tarde o temprano encontraremos aliens amistosos que nos facilitarán los elementos necesarios para poder usar el viaje hiperespacial, visitar otros sistema y acercarnos a nuestro destino final. No solo cambia el ambiente en los planetas, sino en detalles como su aspecto, la flora y fauna (si la hay), su topología o el mapeado en sí. Nunca vas a saber exactamente lo que te vas a encontrar en el siguiente mundo. Eso sí, todo en No Man’s Sky consume energía: la herramienta para minar, aterrizar y despegar con la nave, el hecho de volar con ella, el motor hiperespacial (el cual no es sencillo de recargar), el sistema vital del exotraje… Por lo tanto, recolectar recursos es imprescindible para mantener el equipo en el mejor estado posible. Desperdigados por los planetas encontraremos mejoras de tecnología que podemos acoplar en nuestro traje, nave y herramienta/arma. Pero todo tiene slots limitados, o sea, que si queremos reunir recursos, no podemos instalar toda la tecnología que vayamos encontrando. Obviamente, para poder instalar mejoras necesitamos reunir los recursos, y a veces no es sencillo.

No Man's Sky

Afortunadamente No Man’s Sky dispone de un sistema de comercio que nos permite comprar y vender recursos. En no pocas ocasiones nos encontraremos con objetos muy valiosos que se venden muy bien, y gracias a eso se pueden obtener importantes créditos que a su vez nos permiten adquirir los recursos que necesitamos. También tenemos la posibilidad de usar esos créditos para comprar otras naves o armas/herramientas. Hay que tener cuidado con emocionarnos demasiado con nuestro inventario, porque cuando estemos en el espacio podemos ser víctimas del ataque de piratas. Por suerte, nuestra nave esta armada con unos láser muy útiles. En este aspecto, el combate espacial en No Man’s Sky es similar a otros juegos del género, pero aún más sencillo y asequible. Se nos marca la posición de los enemigos y disparamos a través del punto de mira. Como va a haber movimiento constante, a veces tenemos que desviar el punto de mira para que los disparos acierten. Nuestra nave tiene un escudo limitado que podemos recargar si tenemos los recursos a mano. Por su parte, los rayos láser se sobrecalientan si se usan mucho. Por lo tanto, si nos van mucho los combates espaciales, es importante mejorar nuestra nave con las tecnologías adecuadas. O comprarse una mejor.

No Man's Sky

También hay refriegas en los planetas, ya sea porque nos ataca la fauna salvaje o los misteriosos robots centinelas. Para lidiar con estas situaciones podemos transformar nuestra herramienta en un arma y disparar a los enemigos. Si por desgracia nos matan, nos regeneraremos en el último punto de guardado y podremos volver al sitio donde nos eliminaron para recuperar nuestro inventario. Como pasa con la nave, si vamos mejorando el exotraje y el arma/herramienta, nuestra probabilidad de sobrevivir en terreno desconocido aumenta. Hablando de la fauna, también se genera proceduralmente, y por lo tanto nos podemos topar con cualquier cosa. Cuando veamos un animal podemos analizarlo ─siempre que tengamos instalada la tecnología─ para comprobar si es pacífico o no. Todo registro que hagamos nos dará dinero, así como nombrar planetas o sistemas estelares. De hecho, el juego invita a ello, y es uno de los objetivos del juego a la hora de seguir la guía del Atlas. Cuando llegamos a un planeta, es importante usar el escáner de zona para que se nos destaquen los puntos de interés. Hay de muchos tipos: asentamientos donde poder comerciar, campamentos, edificios abandonados, fábricas, ruinas misteriosas… Estás ruinas son esenciales para seguir el camino del Atlas al centro de la galaxia, y nos proporcionarán conocimiento en forma de palabras y mensajes misteriosos que nos dan pinceladas del contexto argumental de No Man’s Sky.

No Man's Sky

El generador procedural de planetas es simplemente impresionante. De los mundos que he visitado, ninguno es similar, y además todos tienen una gran variedad de elementos topográficos. En el segundo planeta que visité encontré una gruta enorme que estaba llena de recursos rojos. Y en el penúltimo en el que estuve, tenía muchas zonas oceánicas que se pueden explorar buceando. Por supuesto también hay montañas, barrancos, etc. Y todo ello con una vista al horizonte bastante amplia, por lo menos con el parche 1.03 instalado. Y es que No Man’s Sky ofrece un universo muy vasto y enorme. Se supone que si jugamos online hay una pequeña posibilidad de coincidir con otro jugador, pero desde Hello Games ya han dicho que sería una cosa muy rara. A lo mejor no nos encontramos con nadie, pero podemos dejar nuestra señal en el Atlas poniendo nombres a los planetas. Yo mismo he bautizado un planeta con el nombre de Metodologic, y es posible que alguien se lo encuentre en alguna de sus exploraciones. Cabe mencionar que la música también es procedural, e irá cambiando según lo que vayamos haciendo: cuando entramos en la atmósfera de un planeta, cuando hacemos un descubrimiento importante, encontramos tecnología, hablamos con un alien… Es fascinante ser partícipes de un “juego” que te va generando todo el contenido de forma aleatoria, incluida la música. Eso sí, las voces están en castellano, aunque solo he escuchado las de los sistemas del traje. Los alienígenas hablan un idioma desconocido, un tanto al estilo del corneriano del StarWing de SNES.

No Man's Sky

En conclusión, Hello Games ha conseguido desarrollar una obra colosal que nos ofrece contenido casi infinito gracias al sistema procedural. No Man’s Sky es una compra obligada para todos aquellos que les fascine la idea de explorar el universo, descubrir planetas, sobrevivir, recoger recursos… El juego ofrece todo eso y más. Por el contrario, no es recomendable para aquellas personas que busquen una acción más directa o una historia elaborada. No Man’s Sky es libertad, exploración y, sobre todo, fascinación por la inmensidad del universo y sus secretos. Que, al fin y al cabo, es uno de los grandes misterios de nuestra existencia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here