Desde la primera generación de Pokémon suele ser costumbre añadir una tercera edición al año siguiente, que suele complementar a las otra dos. Lo vimos con las ediciones Amarillo, Cristal, Esmeralda, Platino, Blanco/Negro 2 y, finalmente, las ediciones de este año que protagonizan el presente texto: Ultra Sol/Ultra Luna. Estos juegos suelen ser versiones más completas que los originales, ofreciendo más opciones y una narrativa argumental algo diferente. ¿Ofrecen suficiente contenido nuevo contenido estos Pokémon Ultra? Vamos a averiguarlo a continuación.

De la lista de juegos que acabo de poner, hay que aclarar algunos puntos. Para empezar, las ediciones X/Y son las únicas ─sin contar remakes─ que no tienen estas ediciones complemento; desafortunadamente no hubo una edición Z (al menos oficialmente). Por su parte, Blanco/Negro 2, a pesar de entrar en esta categoría, se podrían considerar juegos aparte, porque son secuelas directas de Blanco/Negro, no una narrativa alternativa de estas. ¿Esto quiere decir que Ultra Sol/Luna están en el mismo caso? Rotundamente no, así que a primera vista hay que preguntarse hasta qué punto había una necesidad de sacar dos ediciones en lugar de dejarlo en una sola.

Para empezar, salvo algunos detalles que son diferentes, la trama y los protagonistas son exactamente los mismos que en Sol/Luna. Es como en Amarillo, que la trama era la misma con el añadido de llevar Pikachu a tu lado. Pues en este caso estamos igual que antes: llegamos procedentes de Kanto a la región de Alola para iniciar una nueva aventura Pokémon, y durante el transcurso de la misma nos veremos envueltos en una trama misteriosa que afecta directamente al pokémon legendario de la portada. Como detalles diferentes, tenemos algunos eventos que no son iguales, personajes nuevos y una expansión en lo que se refiere algunos puntos que no quedaron muy claros en la trama de Sol/Luna.

Pero realmente, cuando hablamos de este tipo de ediciones, lo interesante son las novedades que aporta a nivel jugable y los extras que no aparecían en las anteriores entregas. Las portadas ya nos dan una novedad: nuevas formas para los pokémons legendarios… y por descontado, nuevos movimientos Z, la mecánica más importante que se implementó en la 7ª generación. Estos movimientos son técnicas especiales que podemos equipar en nuestros pokémon y usarlas solo una vez por combate con resultados muy potentes. Todo lo novedoso que tuvimos en Sol/Luna repite en esta edición. Está la Festi Plaza, el Poke Resort, el Poke Relax, etc. Recomiendo leer mi análisis de Pokémon Sol/Luna, porque ahí están explicadas la mayor parte de novedades que repiten en esta entrega.

Ya explorando la primera isla, nos encontraremos tarde o temprano con otra de las novedades: aparte de poder viajar en barco a otra isla, si queremos podremos montarnos encima de un mantine y surfear directamente al siguiente destino. Todo ello aderezado en forma de minijuego, con mucha velocidad y acrobacias. El proceso, aparte de ser bastante divertido, nos da BP. Estos BP los podemos canjear en tutores de movimiento u otros objetos útiles.

En Sol/Luna teníamos una sidequest que consistía en recoger cien células de Zygarde esparcidas por toda Alola durante el día y la noche. Para tener a este legendario en su forma más poderosa, teníamos que encontrar todas estas células. Esto en Ultra Sol/Luna ya no está; en un momento determinado tendremos acceso a Zygarde y a sus formas alternativas directamente. Pero eso no quiere decir que no tengamos que buscar elementos en el mapeado. Ahora hay que encontrar cien pegatinas tótems. Gracias a estas pegatinas tendremos acceso a los pokémons dominantes, esas versiones especiales de pokémons que son los rivales a batir en las pruebas de Alola.

Se han añadido unos cuántos nuevos pokémons, entre ellos nuevos ultraentes, que tienen su papel importante en la historia. Hay contenido post-game muy interesante; tanto es así que no voy a explicar de qué se trata, para no estropear la sorpresa. Tenemos nuevas localizaciones, nuevas instalaciones que añaden nuevos retos como, por ejemplo, una instalación donde podemos luchar con pokémons alquilados contra otros entrenadores. O un gimnasio donde diariamente podemos luchar contra otros entrenadores y su líder (cambia cada día). También tenemos unas sidequests menores que aportan un ritmo diferente al juego.

La pokédex nacional sigue desaparecida. Seguimos teniendo muchas opciones para capturar pokémons de otras generaciones (incluyendo legendarios, que se reparten entre Ultra Sol y Ultra Luna), pero simplemente los capturamos y no se registran. El Pokébanco se ha apropiado de esa función, y parece que no la va a devolver. Por experiencia propia, tengo que decir que parte de la gracia de estos juegos es completar la pokédex nacional. Entiendo que completar 800 y pico registros no es una tarea sencilla… Pero como mínimo es importante tener algo que poder consultar dentro del juego para ver qué pokémons tenemos y cuáles nos faltan. Y con la pokédex ingame eso es imposible actualmente.

Estas entregas en lo que se refiere a dificultad no tiene demasiada. De hecho, es más bien un paseo por Alola. Tenemos tantas ayudas que difícilmente nos vamos a encontrar con problemas. Casi todos los personajes nos curan, nos dan objetos, nos ayudan y parece que nos llevan de la mano. Es comprensible que hay que invitar y ayudar a los nuevos jugadores, pero también hay que entender que no somos pocos los que ya tenemos mucha experiencia con esta saga, y no hace falta que nos expliquen lo mismo una y otra vez o recibir una excesiva ayuda. ¿Tal vez se podría haber introducido un selector de dificultad, como existía en Blanco/Negro 2 en forma de desbloqueable? No acabo de entender ni tampoco le veo mucho sentido la tendencia que tiene Game Freak de añadir novedades interesantes en sus juegos para después quitarlas en las siguientes ediciones.

Sobre todo, no tiene sentido porque el hecho de facilitar tanto la vida del jugador provoca la surrealista situación de encontrarse en una de las pruebas de Alola donde el pokémon dominante se buffea muchísimo, y simplemente hace trampas gracias a la IA del juego y su habilidad adivinatoria. Es una montaña rusa de dificultad absurda cuando debería ser algo constante (o mantienes una dificultad normal, fácil o difícil, no lo vas cambiando sobre la marcha). Muchos fangames de Pokémon son difíciles y te lo recuerdan en cada momento del juego, y suponen un muy buen reto. En cambio, los juegos Pokémon oficiales cada año son más sencillos, y con estas puntas en dificultad que no tiene ningún sentido. Que no estamos hablando de una recreativa de juegos de lucha.

¿Qué diferencias hay entre las dos versiones? Pues aparte del pokémon legendario principal, los pokémons exclusivos de cada edición y ciertas pinceladas en la trama… Nada más. No hay nada que justifique dos entregas cuando debería ser solo una. Es otro intento, tan de moda últimamente, de vender más sin aportar demasiado. Mi sugerencia es que escojáis vuestro legendario favorito, o mirar la lista de pokémons exclusivos, e ir a por la edición que más se adapte a vuestro gusto. Es una lástima que al final el aspecto de “tercera edición” quede reducido a otro intento anual de vender dos juegos, sobre todo cuando la trama es similar.

Gráficamente esta iteración tiene el mismo aspecto que Sol/Luna. Hay algún cambio estético en el HUD, en los protagonistas, nuevos mapeados, los modelados de las nuevas formas y pokémons, etc… El rendimiento desafortunadamente es también el mismo, lo que significa que en 3DS normales vamos a tener problemas de framerate cuando hay tres o más pokémons en pantalla. Sería recomendable usar una New 3DS para aprovechar el rendimiento al 100%. Los temas musicales tienen varios remixes de los temas de Sol/Luna, manteniendo el estilo de la saga.

En conclusión, ¿merecen la pena Pokémon Ultra Sol/Luna? Si escogemos solo una edición, sí. Al fin y al cabo, en estas entregas tenemos la versión más actualizada, con más contenido, más novedades, etc. Aunque también es cierto que la sensación que dejan estas ediciones es que podrían haber tenido más contenido o elementos únicos. Pokémon siempre ha sido una saga con un paralelismo a la de un diamante muy preciado que con cada entrega se va puliendo, añadiendo más opciones… Y aunque Pokémon Ultra Sol/Luna sean buenos juegos, no me dejan esa sensación. Esperemos que en futuras entregas volvamos a tener la sensación de estar ante un Pokémon lleno de retos, novedades y contenido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here