En numerosas ocasiones he comentado que las tramas de videojuegos que utilizan los viajes en el tiempo resultan muy interesantes, sobre todo cuando están bien desarrolladas y tienen sentido. Se trata de un elemento argumental que, bien utilizado, puede crear una experiencia memorable; y mal ejecutado es más que susceptible de generar todo un sin sentido. Steins;Gate es una visual novel que utiliza esta premisa de una forma magistral, y ahora tenemos la oportunidad de revivir esta gran historia con escenas totalmente animadas.

En un principio, Steins;Gate se lanzó en el año 2009 en numerosas plataformas, tratándose de una visual novel de la serie Science Adventures, de la compañía 5pb. El impacto que supuso esta historia fue tan grande que derivó en una adaptación al anime, OVAs, películas, obras de teatro, mangas, spin-offs varios, etc. Hace unos años lanzaron la «secuela», Steins;Gate 0 , y finalmente decidieron publicar una nueva versión del juego original que convertía todas las escenas de la visual novel en animaciones, usando la serie de anime y nuevas escenas. Todos los juegos de esta saga tienen la ciencia como elemento principal en el desarrollo de las tramas. Específicamente, Steins;Gate se centra en los viajes en el tiempo y las diferentes líneas temporales. Es sin duda un gran elemento narrativo, puesto que en las visual novels es habitual la toma de decisiones que nos lleva a una ruta u otra en particular. El juego tiene numerosos caminos y finales, por lo que alcanzar el «golden ending» es toda una experiencia que no nos dejará indiferentes.

Steins;Gate nos pone en la piel de Rintaro Okabe, un tipo bastante excéntrico que es el fundador de un grupo llamado “Future Gadget Laboratory”, en pleno barrio de Akihabara en Tokio, Japón. Junto a sus amigos, Rintaro se verá envuelto en una situación misteriosa que le hará conocer de primera mano las consecuencias dramáticas de jugar con el tiempo. Me gustaría añadir algo más de la historia, pero es algo que se tiene que ver y disfrutar en directo porque merece bastante la pena. El juego tiene muchos momentos divertidos, dramáticos, épicos, y todos los personajes rebosan de carisma.

La toma de decisiones en Steins;Gate es bastante original. En vez de ver las opciones claramente, tenemos que usar el móvil de Rintaro para escoger cómo vamos a responder a ciertos mensajes y acciones. Es este mecanismo lo que nos permite en última instancia decidir qué ruta vamos a seguir. No solo se ciñe a los diferentes finales, también podemos obtener información específica de los personajes con este sistema (hay ciertos trofeos que solo vamos a obtener si contestamos ciertos mensajes de forma particular). El juego nos facilita esta tarea creando puntos de guardado en cada mensaje de móvil de forma automática. Sin embargo, el sistema por el que está plantado en Steins;Gate Elite no acaba de funcionar de la misma forma que en el juego original. En la primera iteración de la visual novel el móvil ofrecía más opciones, como por ejemplo cambiar el tono de la llamada, consultar mensajes antiguos, abrir archivos adjuntos, etc. Todo eso se ha perdido en la versión Elite, junto a mucho trofeos que se conseguían usando estas funciones. No acabo de entender por qué se han quitado estas opciones de interacción; realmente, el hecho de que en esta versión las escenas estén animadas no debería suponer un problema.

Steins;Gate Elite mantiene el sistema de tips que nos irá desbloqueando ciertos términos en forma de glosario y nos ayudará a entender muchos aspectos de la historia, como por ejemplo los numerosos términos científicos. También tenemos numerosas opciones clásicas en todas las visual novels: guardar/cargar la partida cuando queramos, poder avanzar rápido en la historia, velocidad del texto, modo automático… Aunque el juego crea un archivo de guardado en cada punto importante de forma automática, es recomendable tener nuestras propias partidas. Cada vez que vemos un final, se desbloquean más opciones, como el reproductor de la BSO del juego o el poder ver ciertos vídeos de nuevo. Sin duda, la mayor novedad de Steins;Gate Elite son las escenas animadas. En la versión original eran exclusivamente ilustraciones estáticas, muy bien realizadas. En teoría, tener toda la visual novel animada debería ser un paso adelante y una gran mejora, pero no acaba de funcionar de la misma forma.

Si quisiéramos disfrutar de Steins;Gate en movimiento, quizás la mejor opción sería la adaptación al anime. Desarrollar una nueva versión de Steins;Gate con las escenas del anime más escenas nuevas que no salieron en el anime me resulta rizar el rizo, o sea, algo que no era estrictamente necesario. Por otra parte, las escenas animadas no tienen la misma personalidad y detalle de las ilustraciones de la versión original. Como todas las escenas están sacada del anime, no tienen el mismo mimo que los dibujos y diseños de la versión original. Solo hace falta comparar, por ejemplo, el personaje de Makise Kurisu en su versión original con la de el anime/versión Elite. Quizás hubiera dado un mejor resultado una combinación de los dos sistemas… O incluso en esta versión dar la opción de jugar con la versión original, como hacen otros juegos últimamente.

La música mantiene la misma BSO de la versión original, detalle que se agradece porque, simplemente y llanamente, es maravillosa. El tema musical del laboratorio es uno de los más animados que he escuchado en este tipo de juegos; la selección de melodías es muy variada y acorde con los diferentes momentos que nos va a tocar vivir en el juego. Respecto a las voces en japonés, poco que añadir, todos los seiyuus ponen toda la carne en el asador a la hora de interpretar a sus personajes, y eso ayuda muchísimo a que los recordemos con cariño después de finalizar la historia. Steins;Gate Elite nos llega con voces en japonés y textos en inglés; por lo tanto hay que tener un cierto conocimiento del idioma de cara a poder disfrutar plenamente de la historia.

En conclusión, ¿merece la pena Steins;Gate Elite comparado con su versión original? Si nos encanta el anime de Steins;Gate, la versión Elite es una gran oportunidad de interactuar con toda la serie, con nuevo contenido y las diferentes rutas. Si tenemos un gran recuerdo de la versión original, probablemente disfrutaremos de la versión Elite, pero echando mucho de menos ciertas opciones que no están, así como, por supuesto, la ausencia de las ilustraciones originales. En cualquier caso, Steins;Gate Elite tiene un grandioso argumento, y es posiblemente una de las mejores visual novels que se han hecho nunca. También tiene mucho mérito poder condensar en todo un juego todas las escenas y más del anime, creando una experiencia muy interesante. Mi recomendación personal es jugar a las dos versiones: la Elite y la original, porque en ambos casos estamos hablando de dos experiencias inolvidables y de grandes ejemplos de ficción interactiva en los videojuegos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.