Pokémon Sol / LunaCuando la saga Pokémon estrena una nueva generación, ya sabemos lo que eso significa: ¡nuevos pokémons para entrenar y nueva región para explorar! Después de revivir nuestras aventuras en Hoenn en 2014 con Rubí Omega y Zafiro Alfa, nos adentramos en la región de Alola con estos Pokémon Sol y Pokémon Luna para Nintendo 3DS, trasladándonos a un archipiélago de islas con muchos secretos y novedades por descubrir. ¿Los dos años de espera desde las últimas ediciones han compensado? Vamos a averiguarlo.

Pokémon Sol/Luna nos sitúa en la región de Alola, un archipiélago de cuatro grandes islas, con una gran variedad de biomas y muchos pokémons para encontrar. Nuestro protagonista, que vamos a poder personalizar a la usanza de lo ya visto en Pokémon X/Y, acaba de mudarse a la nueva región desde Kanto (localización clásica y nostálgica para todos los fans de la saga) y le invitan a participar en el recorrido insular. Dicho recorrido es básicamente una serie de pruebas donde tendremos que explorar y cumplir una serie de requisitos para llegar hasta el Alto Mando. Por descontado tendremos que lidiar también con el equipo de malos típico de la saga, en esta ocasión le toca el papel al Team Skull (aunque en este respecto hay ciertas sorpresas), una especie de banda de raperos. Y como no, un misterioso pokémon legendario ─que cambia dependiendo que versión tengamos─ nos meterá en una trama misteriosa.

Pokémon Sol / Luna

Algo que llama bastante la atención de Sol/Luna es que los clásicos gimnasios de la saga han desaparecido. En Alola no existen, son sustituidos por las pruebas de las islas. Pero realmente se trata de un simple cambio de nombre, porque la idea es la misma. Una prueba en Alola es básicamente encarar un reto contra una serie de pokémons salvajes (con diferentes variaciones) y, finalmente, un combate contra otro pokémon salvaje más fuerte de lo habitual. Exactamente el mismo esquema que con los gimnasios, solo que incorporando un factor más natural, por decirlo de alguna manera. De hecho, diría que una de las mejores formas de definir Sol/Luna es que le han dado una gran importancia al ambiente natural en vez de las ciudades o lo urbano.

Cabe decir que todo en el mapeado está más unificado. En anteriores entregas de la saga normalmente se seguía el esquema ciudad–ruta–ciudad–ruta–cueva–ciudad… Todo siguiendo un camino bastante claro. Sin embargo, el mapeado de Alola es más grande y con un diseño más realista, lo que hace que la exploración sea mucho más interesante. Las MO (máquinas ocultas) se han acabado, ahora podemos usar las monturas pokémon, que nos permitirán destruir rocas, surfear por el agua, volar a otras localizaciones, etc. Un paso adelante que se agradece (porque las MO, la mayor parte no eran muy útiles en combate y borrarlas siempre ha sido pesado), y además ir en monturas es muy divertido.

Pokémon Sol / Luna

Si en la sexta generación la novedad clave era la Mega-Evolución, que permitía a ciertos pokémons evolucionar a una forma más poderosa, en la séptima generación son los Movimientos-Z. Estos movimientos son una técnica muy poderosa que solo podemos usar una vez por combate. Básicamente equipamos a un pokémon con una piedra Z de un tipo específico y, si puede usarla en combate, podrá utilizar un movimiento especial y muy potente. Hay muchos movimientos Z, y cada uno de ellos con efectos diferentes. Es sin duda un gran añadido, y en casos como Snorlax, muy divertido su movimiento-Z particular.

Otra novedad que aporta estos nuevos juegos es el Pokévisor. Hace ya bastantes años, en la época de Nintendo 64 salió un juego llamado Pokémon Snap que consistía en encontrar y hacer fotos a diferentes pokémons para que después te dieran unos puntos según el enfoque, enmarcado, acción, etc. Pues se podría decir que el Pokévisor en Sol/Luna nos ofrece una experiencia casi similar. En determinados puntos podemos hacer fotos a pokémons salvajes para que después nos las puntúen y, con ello, poder desbloquear más funciones para el Pokévisor. Desafortunadamente, al menos en las 3DS normales (y XL), el framerate del juego se resiente con esta opción, aunque tampoco es muy molesto.

Pokémon Sol / Luna

 

Por otro lado, se mantiene la opción de poder cuidar a nuestros pokémons como ya podíamos hacer en Rubí OmegaZafiro Alfa, X e Y, al más puro estilo de Nintendogs. Ahora con esta utilidad tenemos más opciones: aparte de poder alimentar y acariciar a nuestros pokémons, podremos curarlos de los estados alterados, limpiarlos, secarlos del agua, peinarlos… Todo ello usando la pantalla táctil de la 3DS. Esto ayuda en el grado de eficacia en los combates, y en esta ocasión, después de cada combate (y si hace falta) podremos entrar en esta sección directamente.

Seguro que muchas fans de la saga se acuerdan de la galería de Pokémon Blanco/Negro 2, una localización donde podíamos instalar diferentes tiendas e iba aumentando su fama y nivel a medida que venían visitas. Esta opción regresa en Sol/Luna con la Fiestiplaza, un lugar que, ahora con internet, nos permite encontrarnos con muchos otros jugadores e ir potenciando el lugar con diferentes secciones. Podemos conseguir puntos que subirán el nivel del lugar y se pueden canjear por diferentes productos que nos servirán, por ejemplo, para subir los PE de nuestros pokémons. Este sitio es también donde tendremos que ir si queremos realizar los preciados intercambios de pokémon o combatir con otros jugadores. Las opciones de intercambio son las mismas que en los anteriores juegos: tenemos el intercambio clásico con otro jugador; el GTS, donde podemos dejar un pokémon y pedir a cambio otro pokémon específico; y el prodigioso, que ponemos un pokémon a intercambiar y el que obtenemos es completamente aleatorio y dependiendo del que haya puesto el otro jugador.

Pokémon Sol / Luna

Otra de las novedades es la incorporación de una nueva modalidad de combate, las Battle Royale, que se trata básicamente de un todos contra todos en el que cuatro jugadores a la vez se tienen que enfrentar, siendo el único que quede el ganador. En Alola hay un recinto donde podremos ganar puntos de batalla por participar en estos combates. Estos PB, como ya pasaba en anteriores entregas, se pueden cambiar por premios como objetos especiales, vitaminas, etc. Por supuesto, aparte de esta nueva localización también tenemos la clásica Torre Batalla, que en esta ocasión de llama Battle Tree, donde tendremos que enfrentarnos a muchos entrenadores fuertes y nos encontraremos con viejos conocidos.

Al respecto de las Battle Royale y los combates duales, tengo que decir que en esos momentos que hay muchos pokémons en pantalla el framerate del juego se resiente. Por lo menos ocurre en las 3DS normales y XL; cosa que no ocurre en las New 3DS al ser más potentes, siendo además los tiempos de carga más rápidos. Esto también pasa a veces cuando un pokémon salvaje pide ayude a otros y la pantalla se llena de pokémons. Como ya ocurre con el pokévisor, no es molesto, pero el bajón de framerate está ahí.

Pokémon Sol / Luna

 

La interfaz del juego nos ofrece bastante más ayuda que en anteriores entregas. Ahora, por ejemplo, en combate ─y si ya nos hemos enfrentado antes al mismo pokémon─ nos saldrá el grado de eficacia que tendrán nuestros movimientos a la hora de usarlos. Nada necesario para quién se sepa de memoria cómo funcionan las resistencias y ventajas de los tipos en la saga, pero es un buen detalle. También ahora podemos en la ficha del pokémon consultar los puntos de esfuerzo y saber cómo están repartidos. Cuando capturamos un pokémon, si tenemos el equipo lleno, en lugar de ir directamente al PC se nos ofrece la opción de poner el pokémon capturado en nuestro equipo en sustitución de otro.

Otra de las novedades de Sol/Luna es el Poké Resort, una nueva sección donde podemos usar los pokémons de nuestras cajas PC para que realicen diferentes funciones: conseguir pokehabas, plantar bayas, ir de expedición para conseguir objetos valiosos, etc… Cada función se sitúa en una isla diferente, y podemos poner nuevas islas o actualizar las que hay gastando pokehabas (si tenemos las suficientes) y siempre que tengamos un determinado número de pokémons capturados.

Pokémon Sol / Luna

Gráficamente el juego es sensacional; Sol/Luna mejora en absolutamente todos los aspectos a sus predecesores. Los modelados de personajes son mucho más realistas y acordes a los artworks oficiales, los pokémons están muy bien representados, y sus animaciones lucen muy elaboradas (y teniendo en cuenta que ya hay unos 800 pokémons… ¡eso es mucho trabajo!). La región de Alola es muy bonita, y como ya comenté antes, hay una gran variedad de biomas representados: bosques, playas, desiertos, volcanes, montañas, praderas… Sin duda, Sol/Luna aprovecha todo el potencial de Nintendo 3DS. Se puede decir lo mismo del apartado sonoro: las melodías mantienen el estilo épico y clásico de la franquicia, todo ello sumado a los numerosos efectos sonoros de los pokémons.

En conclusión, estamos ante dos obras excelentes. Sin duda, el período de dos años de desarrollo se ha aprovechado para realizar unos juegos que condensan todos los apartados positivos de anteriores entregas junto a numerosas novedades. No se me ocurre mejor forma de celebrar los veinte años de aniversario de la saga; Pokémon Sol y Pokémon Luna son un must-have para todos los seguidores de la saga y también un título indispensable dentro del catálogo de la 3DS. Como siempre suele ocurrir con los juegos de la saga Pokémon, vamos a tener juego para muchas, muchísimas horas, y sobre todo, un montonazo de sorpresas por descubrir.

Pokémon Sol / Luna

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here