A estas alturas del año es complicado encerrarse con un videojuego y no verse uno obligado a conectar el aire acondicionado. Es por ello que un juego fresquito como este que nos ocupa siempre es de buen recibo, y más si cuenta con la solera que alberga tras de sí un título como Team Sonic Racing. Y es que se trata del tercer juego de carreras (bueno, con el permiso de Sonic R, Sonic Drift, Sonic Free Riders y los portátiles Sonic Drift) protagonizado por el popular erizo de Sega, que para la ocasión volverá a ponerse al volante con sus compañeros en una preciosa competición en la que el trabajo en equipo es la auténtica novedad.

Realizado por los experimentados muchachos de Sumo Digital, Team Sonic Racing recicla los clásicos elementos que estos mismos desarrolladores implementaron con Sonic & Sega All-Star Racing (2010) y con Sonic All-Stars Racing Transformed (2012), del mismo modo que un clásico moderno como Mario Kart 8 se convierte en plena referencia para muchos de los detalles que se dejan ver en esta última iteración de la franquicia. Así, volveremos a toparnos de nuevo con un colorido marco de personajes y escenarios ya conocidos ─algunos provenientes de los anteriores títulos─ junto a una más que probada jugabilidad a la que apenas se le pueden atisbar fisuras.

Además del factor “team” del que hace gala el nombre y que tanto peso tiene en su factor lúdico, Team Sonic Racing se distancia de sus predecesores en el hecho de contar con una plantilla cuyos protagonistas solo tienen que ver con el universo Sonic. Recordemos que en los anteriores juegos teníamos escenarios basados en After Burner y Panzer Dragoon, conductores y vehículos extraídos de juegos como Crazy Taxi, Nights o Samba de Amigo, etc. La razón por la que no hay personajes del ecosistema Sega más allá del perteneciente al erizo azul la aclaraba Derek Littlewood, director de diseño en el estudio. Según él, es porque de esa manera podían sumergirse de lleno en el universo Sonic para poder contar una experiencia canónica. Igualmente, el diseñador Ben Wilson añadía que el hecho de cerrar el cerco a Sonic y sus amigos venía dado por la relación de los personajes entre sí y la consecuencia de diseñar un sistema de diálogos donde están en sintonía y se gritan los unos a los otros.

Sí es cierto que se echa de menos expandir ese círculo, pero en sí Team Sonic Racing viene bien colmado, y lo cierto y verdad es que al final sus doce competidores no nos saben a poco. Además, la novedosa premisa de hacer equipos contribuye a repartir nuevas emociones. Esta modalidad, que en sí es la principal del juego, funciona bastante bien, y no interfiere en absoluto a los que se aferran a eso de coger un solo personaje y tirar hacia delante. En sí nosotros escogemos nuestro piloto predilecto, y éste formará equipo con otros dos personajes. En la línea de meta, los puntos acumulados según sus posiciones finales contribuyen a la clasificación global del equipo, ganando, claro está, el que más tenga. Pero durante la carrera, los colegas pueden ayudarse, por ejemplo, traspasándose potenciadores. Del mismo modo, iremos cargando una barra llamada “team ultimate” que desencadena un impulso de velocidad masiva mientras nos hacemos invulnerables.

Más allá del juego en equipo, Team Sonic Racing puede pecar de ser más de lo mismo. Pero lo cierto y verdad es que Sega y Sumo Digital han sabido retratar una vez más un divertidísimo y frenético (aunque algo más lento que sus predecesores) juego de carreras que destila personalidad por los cuatro costados, amén de hacer gala de un apartado técnico muy a la altura de las circunstancias. Cabe mencionar que los escenarios son preciosos, ganando en detalle a los ya vistos en los anteriores lanzamientos, mientras que la banda sonora, a cargo de Jun Senoue, alberga algunos temas francamente alucinantes. Personalmente, estoy enamorado de la melodía que adorna el escenario “Haunted Castle”.

El único pero importante me lo he encontrado en el rendimiento. Por aquí lo hemos jugado tanto en PS4 como en PlayStation 4 Pro, y si bien el juego corre a unos agradecidos 60 fps, existen en ambas máquinas no pocos momentos en los que la tasa de imágenes por segundo petardea que da gusto. Abundan las ocasiones en las que estos saltos son inexplicables, ya que se pueden dar en momentos en los que en apariencia la pantalla no está saturada. Es de esperar que esto se solucione parche mediante, porque si bien no afecta especialmente al gameplay, sí que es un tanto molesto de cara a la galería.

Aparte, cabe decir que Sumo Digital ha sabido plasmar con su habitual sabiduría una serie de modalidades que dejarán satisfechos a propios y extraños. Además, a las clásicas carreras en solitario, torneos y demás se les une una opción online que tiene todas las papeletas para triunfar a lo largo y ancho de la red de redes. Mis partidas han sido increíblemente caóticas, pero voto a bríos… ¡me divertí de lo lindo! Además, hacer equipos jugando por internet me ha parecido un desfase tan loco como adictivo, donde las risas sustituyen a los feos insultos tan típicos del juego en línea. Tres cuartos de lo mismo si decidimos darle con nuestros más allegados en local, a través de la clásica pantalla partida con hasta cuatro jugadores.

Puede parecer lo contrario, como suele ocurrir con casi todo lo que ha llevado el nombre de Sonic en estos últimos años; pero detrás de esa capa de ingenuo colorido, Team Sonic Racing delata que es un videojuego ambicioso y con una estupenda baraja a la que no le faltan ases en la manga. Es muy, muy bonito; su preciso control es una auténtica delicia, los power-up (a pesar de típicos) tienen mucha chicha, y la longevidad está garantizada en base a un multijugador que promete meses y meses de sano vicio. Tengas el sistema que tengas, lo último de Sega es una opción muy interesante si buscas un entretenimiento sencillo y directo, ideal para estos días de caluroso hastío. Con el permiso de Mario Kart, y a falta de que Crash Bandicoot vuelva a enseñar qué tal se le da aquello de pisar el acelerador, Team Sonic Racing es sin duda el representante del género más recomendable del momento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.