La loca y longeva saga Puyo Puyo vuelve con una entrega centrada en la competición multijugador, uno de los ingredientes que la han hecho tan apetecible. Ya sea en modo local o en online, Puyo Puyo Champions es la versión moderna de los enfrentamientos de las versiones en recreativa de la serie. Es decir, un destroza amistades de los que hacen época.

Es uno de esos irreductibles del videojuego japonés. Con todo lo que ha llovido desde sus inicios, uno solo puede alegrarse de que Sega haya seguido adelante con Puyo Puyo, la saga de juegos de puzle creada por el excéntrico Masamitsu ‘Moo’ Niitani en Compile. Una serie que por otro lado ha tenido diversas evoluciones desde sus inicios, pero siempre obedeciendo a la máxima de ofrecer lo mejor cuando se estaba jugando contra alguien. Es decir, en el multijugador. Los primeros pasos de Puyo Puyo se dieron en MSX2 y en Famicom ─ya con bastante énfasis en el ‘dos jugadores’─ y pronto dio el salto a los salones recreativos, y de ahí a montones de plataformas a lo largo de los años. Hasta en N-Gage hay un juego de la serie.

Del crossover al spinoff

Tratándose de una saga que no ha tenido problema alguno en ponerse los ropajes y las galas de otras franquicias, adentrándose así en los universos de Sonic y Kirby por ejemplo, Puyo Puyo ha pasado además por diversas subseries, rebrandings y crossovers (alguno de ellos con otra saga de Compile, Madou Monogatari). Hasta llegar al que podría considerarse el cruce definitivo, el muy exitoso Puyo Puyo Tetris. Un juego que, más que apoyarse en la fama a priori superior de la superventas que vino de la URSS, permite enseñar músculo a la serie que nació como una de tantas imitaciones. Si todavía había gente que no conocía la jugabilidad y el potente multijugador de los Puyo Puyo, seguro que se dejó sorprender por este juego que, como decíamos antes, demostró que la saga creada por Compile competía en el título en igualdad de condiciones con Tetris.

Visto el buen recibimiento que tuvo Puyo Puyo Tetris, y que permitió que la saga volviera a tener atención por parte de Occidente, desde la primera entrega de Puyo Pop Fever (el nombre en occidente de Puyo Puyo Fever), la noticia del lanzamiento de esta versión reducida solo podía ser positiva. Pero no podemos negar tampoco lo evidente; es complicado analizar Puyo Puyo Champions, porque las comparaciones con Puyo Puyo Tetris serán inevitables. Injustas, porque se trata de dos títulos con fines distintos, pero inevitables. Se puede considerar este Puyo Puyo Champions como otro spinoff de la saga, pero a la vez se podría caer en la tentación de pensar además que es una entrega pensada para el público hardcore de la misma. El reducido precio de salida del juego y el componente multijugador de la serie ─sobredimensionado en esta ocasión─ deberían servir para derribar tal prejuicio. Sobre todo porque los Puyo Puyo siguen siendo juegos de puzle de lo más accesibles y fáciles de dominar. Otra cosa es que nuestro nivel nos sirva para el modo online, cosa que hablaremos más tarde.

Puyo Puyo Champions es la versión occidental de Puyo Puyo eSports, y como su nombre original en japonés indica, es una entrega con el foco puesto en la faceta multijugador y los modos competitivos, ya sean local u online. Se agradece para empezar que no se haya dejado de lado el modo local que dio fama a la saga, y además nos servirá bastante para practicar con vistas a la competición global. Las competiciones masivas de Puyo Puyo no son nada nuevo, como recuerda Moo Niitani en una entrevista; allá por 1995 ya se celebraban torneos y ligas con no pocos participantes.

¿Un canon de Puyo Puyo?

La práctica es fundamental en Puyo Puyo Champions. Al arrancar el juego, nos encontramos que antes incluso del menú principal podemos elegir los dos juegos que se usarán en las competiciones, es decir, cuyas reglas y trucos debemos dominar al dedillo, Puyo Puyo 2 y Fiebre Puyo Puyo (o Puyo Puyo Fever); algo así como el canon de la serie admitido para el multijugador. La estrategia del primero se basa en crear varias cadenas de piezas (es decir, no una sola por jugada) para que al ir desapareciendo una detrás de otra penalicemos con mayor dureza al adversario, o bien este al respondernos con su ataque pueda devolvernos la jugada, para nuestra desesperación. El segundo juego elegido por Sega para la competición supone el regreso del celebrado Puyo Puyo Fever. En Puyo Puyo Tetris no apareció tal cual, solo la opción Fever en determinados modos de juego. Puyo Puyo Fever, el primer título de la saga sin Compile, supuso un refrescante regreso ─la versión de Dreamcast incluso modificaba la apariencia del menú de sistema de la consola─ además con una nueva mecánica de juego; a medida que respondemos a los ataques del nuestro adversario, se va llenando el medidor Fever. Al completarlo, entramos en el modo Fever, que nos dispone de sucesivas pantallas en las que poder enlazar combos de ataques para limpiar la pantalla. Eso sí, durante un tiempo limitado, pero cuya duración podemos aumentar con la calidad de nuestros ataques y defensas antes de entrar en Fever. Este modo temporal lo que hace es premiar nuestra rapidez respondiendo ataques, pero el adversario puede ─y debe─ estar haciendo lo mismo que nosotros; ver el momento en el que nos viene mejor entrar en modo Fever introduce un elemento de estrategia de lo más intrigante. La elección de Puyo Puyo 2 o Fever al principio del juego además es un modo ultrarrápido de iniciar partidas esporádicas.

En el menú principal podemos irnos al modo multijugador local, al modo online (en liga o en partidas sueltas) o bien ver retransmisiones de partidas grabadas del modo online por todo el mundo. También disponemos del modo para un jugador, en el que podemos elegir enemigo y modo de juego (los citados Puyo Puyo 2 o Puyo Puyo Fever) y seguir practicando. Aquí vemos uno de los problemas del juego, y es la falta de feedback que ofrece; uno quiere saber, a la hora de practicar, qué hace bien o mal tal adversario de la CPU, pero en vez de eso todo parece bastante arbitrario ─se puede manipular el hándicap del adversario, pero poco más─. Una arbitrariedad que se repite en el matchmaking online, dado que aunque el juego permite salas de jugadores novatos y no tan novatos, muchas veces la falta de jugadores o bien ese discutible matchmaking hacen que los cruces sean bastante desiguales. Cosa que desanima sobremanera al principio, sobre todo cuando uno comprueba que no era tan bueno al Puyo Puyo como pensaba. En el modo de un jugador podemos elegir varios contrincantes de la CPU, con los que compartir batalla y pantalla, para practicar los enfrentamientos multijugador. No garantizamos la salud de los mandos, eso sí. Ni de las mesas de cristal.

Como era de esperar, en Puyo Puyo Champions no encontraremos un modo historia, que hemos tenido en tantas entregas, incluyendo Puyo Puyo Tetris. Como decíamos, no es la intención de esta entrega ofrecer lo que otras. No deja de ser cierto que el modo historia de anteriores juegos de la serie nos daban la posibilidad no solo de practicar nuestras habilidades, sino de probar los distintos modos (algunos de ellos muy, pero que muy locos), pero al no tenerlos aquí, tampoco tiene mucho sentido. Todo es más simple, más directo, pero no por ello peor. Otro cambio con respecto a Puyo Puyo Tetris es el regreso de las voces japonesas en las versiones PAL del juego, que podemos elegir en las opciones. Esto, que también se podía hacer en Puyo Pop Fever, inexplicablemente no estaba disponible en Puyo Puyo Tetris. Puede sonar a demasiado detallista, pero de verdad que ambientan bastante más en multijugador las voces en japonés.

Puyo Puyo Champions funciona a la perfección por lo que ofrece, la vertiente competitiva de un juego que es ideal para tal fin. Siempre se le podrá achacar la falta de más contenido, pero es que no es un Puyo Puyo al uso. Es una versión reducida ─y a precio reducido─ pero a la que le podemos sacar igual o más partido por lo fantástico de su jugabilidad y su imbatible multijugador. Ojalá la comunidad online crezca un poco más, porque el juego lo merece.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.